Qué son telecomunicaciones y su aplicación en las nuevas tecnologías de la información - Compucima

Qué son telecomunicaciones y su aplicación en las nuevas tecnologías de la información

En el mundo globalizado en el que vivimos, el uso de las telecomunicaciones ha cobrado cada vez más importancia pues permite que las personas puedan transmitir información relevante sin preocuparse por la distancia que hay entre el emisor y el receptor del mensaje. Todas estas ventajas no solo han incidido en la velocidad de las comunicaciones, sino en los costos de las mismas, y esto ha favorecido tanto a las personas como a las empresas. 

A continuación explicaremos qué son telecomunicaciones y otros aspectos importantes sobre las mismas.

Entendiendo qué son telecomunicaciones

Desde su concepción más básica podemos decir que las telecomunicaciones hacen referencia a la transmisión y recepción de señales electromagnéticas que contengan cualquier tipo de información que se quiera comunicar a larga distancia. 

Actualmente las telecomunicaciones son fundamentales, y su relevancia también se ve influenciada por la cantidad de usuarios que hacen uso de estos sistemas y que cada vez aumentan significativamente.

También podemos decir que las redes y las telecomunicaciones permiten la transmisión de diferentes formatos de información: fotos, videos y audios, entre otros. Además, gracias a las opciones actuales de almacenamiento en la nube, es posible que toda esta información esté disponible desde cualquier dispositivo y en cualquier lugar del mundo. 

Otra definición de las telecomunicaciones es el grupo de emisiones o recepciones de datos mediante cableado, sistemas electromagnéticos o electricidad. Como ejemplo de esto podemos mencionar la telefonía móvil o la televisión. 

En resumen, para responder qué son las telecomunicaciones, se puede decir que es el intercambio de información a larga distancia. Dentro de las tecnologías de transmisión que se contemplan para esta interacción se pueden mencionar la fibra óptica y los satélites.

El entorno actual, que es marcado fuertemente por la globalización, hace que las empresas necesiten estar conectadas con sus pares en distintos puntos geográficos. Así las cosas, la mayoría de los negocios han optado por implementar herramientas de telecomunicación que agilicen el contacto directo con sus diferente públicos (consumidores, proveedores, aliados o proveedores, entre otros). Es así como la digitalización se convierte en un promotor de la economía de países como Ecuador

No menos importante es el material físico a través del cual viaja la información que se quiere transmitir. Esto se debe a que dependiendo de la calidad y las características de este será el éxito del flujo de información. Por lo anterior, a la hora de emprender un proyecto de telecomunicaciones es necesario evaluar la capacidad de transmisión, los costos y la seguridad, entre otros elementos.

Evolución de las telecomunicaciones

Partiendo del teléfono fijo, hasta llegar a las comunicaciones móviles, la transmisión de la información ha ido evolucionando con el tiempo, permitiendo que emisores y receptores puedan estar conectados, sin importar en qué punto geográfico se encuentren.

El primer formato de las telecomunicaciones que se reporta en la historia es el telégrafo, el cual permitió en 1833 que dos personas que estuvieran a larga distancia pudieran comunicarse. Aquí también se emplearon telegramas y el correo para esta misma función. 

Pero fue en 1920 cuando, luego de casi 50 años de la creación del teléfono, se realizó la primera llamada a larga distancia que marcó un hito en la historia de las telecomunicaciones. 

Con el paso de los años, las telecomunicaciones han ido pasando de lo analógico a lo digital, y por eso los computadores fueron fundamentales para agilizar los procesos de comunicación. Por supuesto que el surgimiento del Internet y el consecuente nacimiento de los correos electrónicos y los chats también ha sido fundamental dentro de este proceso. 

La evolución de las telecomunicaciones no se detiene, y por eso actualmente vemos cómo las tecnologías móviles son las que marcan la pauta en esta industria. Ello permite que los usuarios estén conectados desde cualquier lugar del mundo, las 24 horas del día, los siete días de la semana y los 365 días del año.

¿Cómo funcionan las telecomunicaciones? 

Para explicar qué son telecomunicaciones y cómo funcionan, empezaremos por decir que las telecomunicaciones permiten la transmisión de información por medio de ondas electromagnéticas que funcionan con frecuencias generadas por un emisor de gran potencia. 

En cuanto al esquema de las redes necesarias para las telecomunicaciones podemos decir que están compuestas por una parte cableada que a su vez está conformada por estaciones de conmutación, terminales, punto base y redes de distribución, entre otros y otra que es inalámbrica satélites y antenas, etc.. Es precisamente la labor conjunta de estos dos componentes la que hace posible que la información pueda llegar desde el lugar de origen hasta su destino y con la mayor calidad posible.

Dentro de las redes de telecomunicaciones encontramos que hay unas que son unidireccionales (la señal va de un emisor a un receptor, en un solo sentido) o bidireccionales (los dos actores son emisores y receptores, de forma simultánea). También encontramos que los circuitos que hacen parte de estos sistemas pueden ser digitales o analógicos.

Por otro lado, las telecomunicaciones se valen de la digitalización de las señales para optimizar la calidad de la comunicación, seleccionando la frecuencia ideal para la transmisión de los datos. 

Indiscutiblemente, las telecomunicaciones han permitido conectar a los usuarios sin importar su ubicación geográfica, al sacar provecho de las antenas para recibir y emitir información a través de diferentes formatos como teleconferencias o llamadas telefónicas, entre otros.

Componentes de las telecomunicaciones

Otro punto importante en la definición de qué son telecomunicaciones es entender cuáles son sus componentes. Fundamentalmente, las telecomunicaciones están conformadas por los siguientes elementos:

  • Emisor: puede entenderse como la parte que origina la información que se va a transmitir. También puede ser la tarjeta de red del computador desde donde se emiten los datos. El emisor también se encarga de preparar la información que será enviada a través del canal.
  • Receptor: es la parte que recibe los datos transmitidos por el emisor. El receptor puede ser una persona o un dispositivo.
  • Medio: se define como el elemento en el que se distribuye la información. En esta categoría se encuentran actores como los pulsos de radiación electromagnética, la fibra óptica o el cobre (en el caso de los medios metálicos). Cabe decir que el medio puede verse afectado por barreras como las interferencias (agentes externos que reducen la comunicación) y los ruidos (propios del medio en sí).
  • Protocolos: son los actores que regulan y posibilitan la transmisión de información, además de establecer la codificación, velocidad, emisor, receptor y medio. También puede decirse que son reglas, símbolos y códigos que regulan el flujo de la comunicación.
  • Mensaje: es la información que se quiere difundir, y puede ser digital o analógica.
  • Redes de comunicación: conexiones entre los ordenadores y equipos de comunicación.
  • Dispositivo de comunicación: equipo que evidencia el proceso de transmisión de información.
  • Proveedores de comunicación: empresas públicas o privadas que ofrecen el servicio de telecomunicaciones.

Podemos decir que para que el intercambio de información se dé de forma óptima es fundamental que el canal o medio (fibra, radio o microondas, entre otros) funcione de forma eficiente y sea de alta calidad para evitar fallas como baja fidelidad o exceso de latencia.

Redes y telecomunicaciones

En este punto empezaremos por decir que las redes son parte fundamental de las telecomunicaciones, pues son las ‘carreteras’ por las que viajarán los datos que se quieren difundir. 

En la actualidad, y con la masificación de sistemas de telecomunicación y redes de datos, es posible que los usuarios aprovechen al máximo los recursos disponibles para transmitir información de forma ágil y eficiente. Esto por no mencionar que los costos de este servicio también son más amigables.

La cobertura geográfica es fundamental dentro de las redes de telecomunicaciones, pues  esta hace posible que un usuario acceda al servicio. En este sentido, encontramos en el mercado redes locales WAN (Wide Area Network), urbanas y metropolitanas, entre otras.

Gracias a la posibilidad de conectarse a redes mundiales es posible que hoy hablemos de “globalización de la información”, la cual, como mencionamos anteriormente, permite que dos emisores compartan datos sin importar el lugar del mundo en el que se encuentren. 

Las redes de telecomunicaciones están conformadas por un grupo de nodos y canales y se pueden clasificar de la siguiente manera:

  • De estrella: los dispositivos y ordenadores están conectados a un equipo calificado como host central.
  • De bus: conecta los ordenadores en un único circuito.
  • De anillo: los ordenadores se conectan por un bucle cerrado. 

En términos de la forma en la que difunden la comunicación, las redes pueden ser:

  • Conmutadas: compuesta con una serie alternada de nodos y canales. Dentro de esta categoría encontramos la conmutación de paquetes (los datos son divididos en pequeños paquetes independientes y a cada uno de estos se le adiciona información de control) y de circuitos (requiere una señal que reserve diferentes segmentos de la ruta entre el emisor y el receptor y se aparta el canal para que ambas partes puedan conectarse). 
  • De difusión: disponen de un canal en el que se conectan todos los usuarios y todos reciben la información transmitida, pero solo los calificados como destinatarios están habilitados para extraer los mensajes del canal. En esta categoría, las redes disponen de un solo nodo que es el transmisor y que envía los datos en el canal en el que están conectados todos los usuarios. 

Otra clasificación que tienen las redes de telecomunicaciones es de acuerdo con su alcance geográfico. En esta categorización encontramos:

  • Redes WAN (Wide Area Network): este tipo de redes tienen la capacidad de cubrir amplias distancias incluso a nivel mundial y puede operar a través de líneas dedicadas (habilitadas permanentemente para la comunicación) y líneas conmutadas.
  • Redes VAN (Value Added Network): pertenecen al operador o administrador de la red y es quien ofrece sus servicios a los usuarios finales, quienes no están interesados en instalar una red propia. 

En Compucima S.A. tenemos a disposición de los usuarios los servicios de redes wifi y LAN, las cuales explicaremos a continuación:

  • Redes LAN: recibe su nombre por las siglas en inglés Local Area Network. Está conformada por un grupo de dispositivos que se conectan entre sí y que comparten una línea de comunicación o servidor. 

Estas son algunas características de las redes LAN:

  • Necesitan canales dedicados y propios.
  • Cubren distancias limitadas.
  • Requieren elementos como router, sistema operativo de red “punto a punto” y puerta de enlace.
  • Redes wifi: son las redes que usan tecnología inalámbrica para conformar redes. Cabe mencionar que para su funcionamiento, la red wifi utiliza el estándar 802.11 que posibilita la conexión a distancia. 

Estos servicios mencionados anteriormente hacen parte de nuestro portafolio de redes internas, pero en Compucima S.A. también tenemos una oferta de redes externas de fibra óptica, construcción de redes GPON y redes eléctricas de media y baja tensión.

Además, realizamos proyectos como:

  • Diseño, construcción y montaje de redes canalizadas para los servicios de telecomunicaciones.
  • Mantenimiento y soporte de redes tanto de fibra de cobre como óptica.
  • Reposición de redes telefónicas obsoletas.
  • Instalación de canaletas, cableado, malla de puesta a tierra y tubería, entre otros.

Gracias a esta variedad, estamos en capacidad de atender tanto empresas que ofrecen servicios de redes como usuarios finales de las mismas.

Construcción de data centers

Dentro de una estructura eficiente de seguridad electrónica es fundamental contar con estos espacios que albergan sistemas informáticos que se encargan de almacenar y procesar datos, permitiendo la administración y recuperación de los mismos.

Por eso, la construcción de los data centers debe iniciar con una planeación dedicada, teniendo en cuenta las necesidades  y objetivos particulares del usuario final, y para que esto sea posible es fundamental considerar aspectos estructurales, financieros y técnicos, tales como:

  • Determinar los equipos y espacios que se necesitarán.
  • Establecer elementos técnicos como nivel de enfriamiento, requerimientos de conectividad, sistemas de control y la potencia necesaria para el adecuado funcionamiento del data center.
  • Crear el diseño y definir el presupuesto del proyecto.

Aspectos como los anteriormente mencionados también se deben sumar a las proyecciones de cada empresa para que este data center que se va a construir no solo satisfaga las necesidades actuales, sino las futuras que se plantee cada organización.

Contáctanos aquí y descubre cómo con el respaldo de marcas ampliamente experimentadas podemos ayudarlo en su proyecto de construcción de su data center.